«Lo similar atrae siempre lo similar». Eso fue lo que de pronto me llegó a la cabeza, pero más al corazón cuando leí un artículo sobre los puentes verdes que tienen en los Países Bajos para evitar accidentes de animales en carreteras y para preservar muchas especies. Pensarás que este es un post con un tema ecológico, pero no. Es más profundo que eso, es un post sobre el amor.

¿Por qué reflexioné esto?
Te cuento…

Cuando uno se conecta con la vida siente amor, se siente paz y un calorcito interior que nos llena de felicidad. Cuando uno cuida algo o a alguien lo hace con amor y cuando uno da amor a un tercero, primero tiene que generarlo por dentro, por lo que quien da amor es quien siempre está lleno de amor.

Sí, repetí mil veces la palabra «amor» pero fue intencional, necesitamos escucharla y conjugarla más seguido si queremos ser felices.

Primero hay que comprender que el «amor» es algo que nace del alma, no del ego, no de nuestra personalidad. El amor es libre, nos conecta con la existencia, nos brinda una sensación de UNIDAD con todo lo que es, con la Energía Creadora. Si es «amor» es incondicional.

Al mundo no lo salvará la razón ni la ciencia, porque por más avances que se consigan, por más tecnología, si no se aplica de forma amorosa, de nada servirá para los fines que realmente se necesita.

Ahora, si hablamos de relaciones humanas, hemos confundido el término «amor» con enamoramiento. La misma palabra lo dice: en- amor – miento.

La mayoría de las parejas están unidas de forma condicionada, «mientras seas como yo quiero», «mientras hagas lo que yo digo». Aunado a esto hay un ingrediente que casi siempre está presente: «la posesión». Quienes están en pareja asumen que la otra persona les pertenece. Pero no creo que ellos asuman también pertenecerle a la otra persona.

Si nadie quiere perder su libertad, su individualidad (porque este es el más grande regalo de la vida) entonces ¿por qué resulta ser un requisito para poder tener a alguien a tu lado?

Si crees no tener éxito en las relaciones de pareja, te invito a relacionarte con la naturaleza, con los animales, con la vida. Obsérvalos, empieza a sentirlos y te llenarás de amor, experimentarás una energía que te sorprenderá, un amor que te elevará, que te transformará y sanará mucho del dolor que llevas dentro.

Quien empieza a sentir amor por la vida, por lo que le rodea, siempre se siente lleno, pleno y atrae a una persona similar a su vida.

Quien de verdad logra sentir amor empieza a comprender lo que es la «incondicionalidad». Ya se lo que a muchos les está pasando por la cabeza… eso mismo me está dando la razón. No debería pasarles por la cabeza, sino por el corazón.

El corazón es el filtro de la felicidad. Todo lo que logras ver con él, lo que consigues ver con él siempre nos hará felices.

Lo similar atrae lo similar, busca, encuentra maneras de sentir amor y atraerás solo amor a tu vida.

La Ley de Atracción es universal. Es un sistema a través del cual funciona y se crea la vida.

Te invito a sumarte a mi Canal de Youtube sobre temas de Espiritualidad y Consciencia. Haz clic aquí y en la campanita del Canal, para recibir notificación de nuevos videos.

*Aquí el artículo sobre los puentes verdes. clic.

Suscríbete a este blog para recibir por correo nuestras pláticas, lecturas o videos.

Add A Comment